Sin Tierras

“SIN TIERRAS” alude a un grupo social carente de una parcela propia dónde levantar sus viviendas y desarrollar sus actividades productivas.

 

“SIN TIERRAS” es el resumen de una realidad y problemática social paraguaya que lleva más de cien años de vigencia en ciclos repetitivos de desalojos y despojos violentos en dónde campesinos e indígenas pierden todo lo que tienen, hasta su identidad y arraigo.

 

“SIN TIERRAS” es una visión de la realidad con intención propositiva que se transforma en un juego lúdico. Un juego de Monopoly en el que la gente se olvida que es el juego de los “ricos” para pasar a ser el “banquero” o banco de los pobres, sin opciones ni derechos” destinados a perder eternamente lo poco que se tiene. Es una instalación performatica, con tablero móvil que su diseño alude a las formas cartográficas de la comunidad de Guahory.

 

“SIN TIERRAS” es poner el dedo en la llaga del problema de la tierra en el Paraguay, un juego de piso dónde el jugador no tiene otras opciones más que perder todo lo que tiene y ser imputado. Mi visión es poder sublimar la trágica situación de tantos compatriotas que luchan casi ya eternamente por un pedazo de tierra dónde vivir dignamente y al mismo tiempo acercar al espectador que no consigue entrar al circuito artístico común.

He transformado la teoría de un juego que en Paraguay se conoce como “El Banquero” basado en el juego “Monopoly”. El origen del juego Monopoly, fue muy popular en la época de la depresión. Las raíces del juego, se atribuyen a una mujer de vida muy inusual para su época, Americana, de nombre Lizzie Magi, quien inventó el juego en símbolo de protesta contra la violencia del monopolio de los grandes capitalistas. “Creó dos conjuntos de reglas para jugar: las antimonopólicas, por las que todos se beneficiaban cuando se creaba riqueza, y las monopólicas, que fijaban como meta aplastar a los oponentes. Quería demostrar que el primer conjunto de reglas era moralmente superior”. 1

 

 

“Jugar” con las parcelas del campo que pertenecen a un municipio pero que en realidad no le pertenece a nadie. Las parcelas están ubicadas sobre una carpa negra, elemento de lucha campesina que llevan familias enteras del campo a la ciudad para resistir frente al congreso y en las plazas donde duermen dentro de ellas. Esa carpa negra, cortada con la forma de la colonia de Guahory y colocada como tablero de juego, pone a la vista que esas “tierras negras” están condenadas, son tierras que hoy por hoy simbolizan pérdidas y luto.

 

 

________________

 

1 NACION, L. (2016). Detrás de Monopoly, la historia de una mujer que quiso abrir juego con sus ideas progresistas. [online] Lanacion.com.ar. Available at: http://www.lanacion.com.ar/1770283-detras-de-monopoly-la-historia-de-una-mujer-que-quiso-abrir-juego-con-sus-ideas-progresistas [Accessed 10 Oct. 2016].

REPERCUSIONES/ PRENSA

© 2016 | Ruth Celeste Estigarribia | Todos los derechos reservados

Diseño | Concepto - Desarrollo de Ideas