Stroessner

STROESSNER, NO TERMINA DE IRSE

Por muchos años una fotografía colgada de las paredes de entes públicos y seccionales del Paraguay, tenían significados y lecturas únicas. Alfredo Stroessner, dirigió los rumbos de este país por más de 35 años, décadas que se vieron marcadas por el autoritarismo de derecha, la represión y muerte como praxis a la oposición organizada, neoliberalismo económico y conservadurismo como la moral oficial.

 

Propongo realizar un registro de acciones no en-guionadas con propósito sino aceptando la reacción y participación de las personas con el único propósito de “producir una forma de conciencia, una intensidad de sentimiento, una energía para la acción. Poner a los espectadores sobre el escenario y a los preformistas en la sala suprimiendo la diferencia entre el uno y la otra, desplazando la performance a otros lugares, identificándola con la toma de posesión de la calle, de la ciudad o de la vida” (J. Ranciere, 2010, p.23) la idea Platónica mencionada por Jacques Ranciere guían mi posición y visión artística: “El teatro es el lugar dónde unos ignorantes son invitados a ver a unos hombres que sufren”. (Ranciere, 2010, p.10) Asumo lo del sufrimiento por mi posición política de que Stroessner y sus seguidores han instalado practicas retrogradas y crueles dentro de nuestro país, perjudicando nuestro pasado y presente y probablemente, el nuevo futuro. Para mi posición observar que alguien congenie o haga caso omiso de la imagen de un dictador es causa y efecto del sufrimiento e ignorancia de nuestra gente.

 

 

“Stroessner, no termina de Irse” es una experimentación que busca leer y analizar la forma de ver y actuar de las personas en cuanto a una memoria que por lo visto ha sido olvidada y por lo tanto no puede escapar de nuestro contexto y no ser modificada si no es entendida y conocida.

© 2016 | Ruth Celeste Estigarribia | Todos los derechos reservados

Diseño | Concepto - Desarrollo de Ideas